lunes, 18 de septiembre de 2017

Un pueblo limpio

     Uno de nuestros principales objetivos, cuando fundamos la Asociación Canina  de Almenara, fue el de ayudar a concienciar a las personas sobre lo que significa hacerse cargo de un perro.  No se trata solo de darle cobijo, alimentarlo, llevarlo al veterinario, jugar con él. Además hay que educarlo.
     No vamos a dar aquí un curso de adiestramiento pero si que vamos a decir que una de las primeras cosas que debemos enseñar a nuestro perro es a controlar sus deposiciones y así conseguir que las hagan en lugares adecuados. 
     Pero también queremos educar a los dueños de perros. Sí, educarlos. Para que no dejen las deposiciones de sus perros en la vía pública. Un gesto tan insignificante como es coger una bolsita y recoger las heces de tu perro, ayuda considerablemente al mantenimiento y limpieza de calles, parques y jardines. A menudo vemos por las aceras excrementos que nadie recoge y desde la Asociación insistimos a nuestros socios y vecinos en general, para que no solo recojan las heces de sus perros, sino que también informen al resto de la población de que esto debe hacerse.
Pero relacionado con esto hay un problema  de difícil solución. Se trata de los perros "autopaseantes" como los llaman algunos. Hay una costumbre en la población, que no había visto en ningún otro sitio; hay perros que pasean solos; sus dueños, abren la puerta de su casa y ellos salen a pasear y a hacer sus deposiciones a su libre albedrío y luego regresan a casa. Es evidente que esas heces quedan esparcidas por las calles sin que sus amos las recojan.
Por no hablar de los problemas que ocasionarían si en una de esas salidas a la calle provocaran un accidente. Pero ese será tema de otro post.
Y para terminar hay  otro tipo de personas, que acuden al pipican con sus mascotas y como es un pipican público se creen en el derecho de dejar allí las deposiciones, que alguien las limpiará. Pero no. El pipican no está  solo para que nuestros perros satisfagan sus necesidades fisiolígicas, está también para que nuestros perros  jueguen y corran sin riesgo de ensuciarse, porque ha habido alguien que no ha considerado conveniente recoger las cacas de su perro. Y sí, también en  el pipican se deben recoger los excrementos, sobre todo por higiene. Porque igual que nadie deja las cacas esparcidas por el salón de su casa, tampoco debe dejarlas en la casa de todos. Porque el pipican es de todos y hay que mantenerlo limpio. 
   
Entre todos conseguiremos un pueblo más limpio. De eso estamos seguros. 
   
     Desde la Asociación Canina de Almenara  os damos las gracias a todos por recoger las heces de vuestros perros, hoy y en el futuro. 

martes, 12 de septiembre de 2017

El saludo: una norma importante de conducta, también para nuestros perros.

     Una de las dudas con las que podemos encontrarnos a menudo nos lleva al terreno de los saludos. Cuando vamos paseando con nuestro perro y nos damos de frente con otra persona, que también va con su perro ¿Cómo debemos actuar? La respuesta es básicamente: con cautela.
     En primer lugar siempre hay que preguntar al otro sí podemos acercarnos. Podría darse la circunstancia de que el otro perro estuviera sin socializar, motivo por el cual podría no ser todo lo amigable que esperamos. Por supuesto, respetando las indicaciones de la otra persona, podríamos pasar al paso siguiente: dejar que los perros se olieran; modo que ellos utilizan para conocerse. 
   
Si conseguimos que nuestro perro nos atienda, aprenderá mejor.
     Otra de las dudas es ¿Qué pasa cuando mi perro se lanza a saludar a una persona y se le sube encima? Lo primero que debemos enseñar a nuestro perro es a respetar a los demás. Del mismo modo que los humanos no vamos por la calle subiéndonos a los otros humanos que vemos por la calle, los perros deben aprender que no pueden subirse a una persona así porque sí. De modo que cuando nuestro perro obre de esta manera deberemos enseñarle que eso no se hace, diciéndoselo con voz enérgica para que entienda, pero no con  enfado. El perro debe saber que está aprendiendo. Un ¡NO! pronunciado con energía puede ayudar a nuestro perro a entender muchas cosas. Un ¡NO! y alguna chuchería con la que podemos premiarle de vez en cuando, una vez haya entendido que no debe subir sus patas a las personas. De este modo habremos conseguido atraer la atención de nuestro cánido y aprenderá rápidamente. 

     

domingo, 10 de septiembre de 2017

Pronto tendremos un pipican

       A menudo solemos reunirnos en torno a lo que venimos llamando pipican; si bien no es un pipican al uso, esperamos que pronto sus instalaciones estén debidamente adecuadas a las necesidades de nuestros amigos cánidos. 
     Y dado que el proyecto de realización se va demorando un poco, no tendremos más remedio que esperar y de momento hacer los ratos de convivencia sin las instalaciones terminadas. 
     Fue  uno de los objetivos principales cuando fundamos la Asociación Canina Almenara, conseguir un espacio sin peligros para el esparcimiento canino. Debidamente vallado para que los canes no escapen fuera del recinto, donde podría atropellarlos un vehículo y podrían poner en peligro la vida de alguna persona.
     Este recinto tendrá por supuesto una fuente donde puedan beber y mojarse y juegos para aprender todo tipo de actividades. 


     Hay mucha gente que piensa que tener un perro en casa es solo eso, tenerlo y ya está; olvidando que deben educarlo y proporcionarle bienestar. A menudo cuando oigo la expresión "es solo un perro" siento un poco de rabia, porque es como si la gente pensara que los perros son seres inferiores; me niego en rotundo a creer que lo sean. Es más, muchos de ellos son infinitamente superiores a las personas. 
     Son fieles, obedientes, atentos, sumisos. Pero para que lo sean hay que enseñarles. Por eso estamos aquí, inmersos en este proyecto, que seguro nos dará a quienes participamos muchas jornadas alegres. Esperamos conseguirlo con el trabajo diario y el esfuerzo continuado de todos nosotros. 

martes, 29 de agosto de 2017

Antes de cortar el pelo a nuestro perro debemos consultar al veterinario.

     Hace unas semanas, más o menos al comienzo del verano, me encontré con un conocido que llevaba un perro golden al que había rapado de la cabeza a la cola. Pensé que era una barbaridad. Por supuesto que cada cual puede hacer con su perro lo que quiera siempre y cuando no le perjudique, pero rapar a según  que razas de perros es un crimen, a no ser que sea por prescripción médica.
 
    Si tenemos duda lo mejor es preguntar al veterinario, pero con toda seguridad, ninguno nos recomendará que rapemos  a nuestro perro si es un golden, labrador, pastor alemán, belga etc. La razón: el pelo de estas razas no solo les protege del frío, también del calor; y del mismo modo que no deja pasar la humedad, tampoco deja pasar los rayos ultravioleta. 
 
      De modo que si rapamos a nuestro perro en verano le vamos a hacer más daño que otra cosa porque los rayos del sol  van a provocar fuertes quemaduras en su piel.
     Lo verdaderamente importante es cepillarlos por lo menos una vez por semana y en tiempo de muda las que sean necesarias.  
     

lunes, 24 de julio de 2017

Hola. Ya estamos aquí la Asociación Canina de Almenara (Castellón)

     Desde hace unos meses, los que llevamos preparando la Asociación Canina de Almenara, no dejamos de trabajar para dar forma a la que deseamos sea una asociación que sobre todo enseñe a tratar a los animales.

     Personalmente no me gusta llamarlos animales de compañía. Os diré por qué. Son mucho más que eso; son parte de nuestra vida, de nuestra familia, de nuestro devenir diario. No son seres arrinconados o decorativos, sino seres activos que nos enseñan y ayudan a ser cada día mejores. 
     Porque el que más y el que menos, hemos aprendido mucho de nuestros perros. No solo la fidelidad, también el amor, la comprensión, el desinterés, la obediencia, la sumisión. Ellos saben en qué momento reímos,  lloramos,  estamos enfermos, o si  nos preocupa algo. 
     Por eso desde este espacio queremos enseñar todo lo que sabemos sobre ellos, queremos enseñar a cuidarlos, a educarlos y en definitiva a hacerlos partícipes de nuestra vida. 
     Esperamos que cuando nos visitéis os sintáis como en casa. 
     A lo largo de este año, desde el septiembre pasado, hemos estado realizando excursiones, reuniones, sesiones de juegos con nuestros perros, con las que nos hemos sentido verdaderamente felices. En cuanto pase la etapa veraniega las retomaremos con renovadas energías, porque queremos llegar a cuanta más gente mejor.